La escuela de coaching

Escuela de Coaching: modelo de enseñanza de Centro de Estudios del Coaching

La escuela de coaching se dedica a la formación de coaches y líderes desde una perspectiva muy artesanal, en grupos reducidos y con una atencion muy personalizada. Está dirigida por Miriam Ortiz de Zárate y José Manuel Sanchez, que participan muy activamente en las sesiones formativas, en la supervisión y en el seguimiento de cada uno de los alumnos.

Nuestro modelo se basa en el coaching ontológico e integra modelos e ideas de otras disciplinas (ciencias del conocimiento, neurociencia, lingüística, teorías sistémicas, diversas corrientes de la psicología humanista, etc.). En el nivel más operativo, trabajamos el desarrollo de las competencias ICF, el aprendizaje de distinciones de coaching o las fases de una conversacion. A un nivel más profundo, trabajamos el desarrollo de las cinco metacompetencias que constituyen la base de nuestro modelo. Estos dos planos están siempre presentes durante el proceso de aprendizaje de coaching y liderazgo, en el que combinamos constantemente la teoría con la práctica, los aspectos más operacionales con niveles más sutiles, el trabajo individual con el trabajo grupal.

Nuestros programas de coaching están aprobados por la International Coach Federation (sellos ACTP, ACSTH y CCE), lo que permite a nuestros alumnos acceder a su acreditación ACC y PCC.

Programa de entrenamiento de Coaching acreditado por la Federación Internacional de Coach
Horas de entrenamiento de Coaching aprobadas por la Federación Internacional de Coach
Escuela de Coaching: Formación Continua para Coaches - Federación Internacional de Coach

El coach profesional está en constante aprendizaje
para desarrollar sus competencias

Ser un coach profesional

Formación para ser Coach Profesional - Escuela de Coaching en Madrid

En los últimos años, estamos asistiendo a una sucesión de cambios de paradigma gracias a diversos descubrimientos aportados por las ciencias del conocimiento y del aprendizaje, la psicología, la neurociencia, etc. Ahora sabemos, por ejemplo, que el cambio y el aprendizaje son posibles incluso a niveles profundos.

Esta capacidad de cambio y de aprendizaje está en la base del coaching y del liderazgo, una disciplina que está viviendo un desarrollo muy importante en las últimas dos décadas y que se consolida como la herramienta más eficaz para el desarrollo del liderazgo. Con nuestra profesión y en nuestra escuela de coaching en Madrid, ayudamos a los líderes a afrontar retos cada vez más complejos, y generar con sus equipos el espacio necesario para que desplieguen todo su potencial.

La disciplina del coaching tiene por tanto un importante ámbito de aplicación en el mundo profesional, pero también en otros ámbitos como el educativo o el sanitario.

Aprender a ser coach es un proceso que, desde nuestro punto de vista, va más allá del dominio de una determinada metodología o de una serie de técnicas. Si nos quedamos solo en este plano, nuestro coaching será operativo. Coaching con c minúscula, como diría Robert Dilts.

En el CEC defendemos la idea de que el coaching puede llegar a tener una gran profundidad, siempre que tengamos la preparación y el desarrollo adecuados. Por este motivo, no solo trabajamos a nivel operativo (metodología y técnicas), sino que también buscamos el desarrollo de determinadas metacompetencias, que creemos que el coach debe practicar desde el inicio de su formación y cultivar a lo largo de toda su carrera profesional.

Para alcanzar la excelencia,
el coach debe realizar un proceso profundo
de transformación personal

Nuestro valor diferencial

Nuestro valor diferencial se apoya en tres ejes:

Aprendizaje, prácticas y programas de Coaching en la Escuela de Coaching CEC de Madrid

El primer eje tiene que ver con la profundidad del aprendizaje. Para nosotros, aprender a ser coach o líder coach, requiere de buenos maestros. Para nosotros, un maestro es alguien que, además de poseer un elevado nivel de conocimiento y de experiencia, acompaña de manera cercana y personalizada a sus alumnos, sabe en qué momento se encuentra cada uno y qué está necesitando para progresar. Cada alumno vive su proceso personal a un ritmo diferente y con unas necesidades distintas. Este acompañamiento requiere presencia y seguimiento y por eso decimos que nuestro trabajo es artesanal y delicado.

El segundo eje, se refiere a las prácticas. Para nosotros, es fundamental que los alumnos puedan practicar suficientemente para consolidar su aprendizaje. Esto no es fácil, ya que requiere un trabajo muy personalizado y contar con supervisores muy experimentados. En nuestra escuela, los alumnos realizan prácticas entre ellos y con clientes invitados, bajo la supervisión de coaches senior, que poseen una gran experiencia tanto en coaching como en supervisión.

Finalmente, el tercer eje se refiere al coste del programa. A pesar de la calidad de nuestra propuesta, del trabajo personalizado y de ofrecer más horas de práctica que la mayoría de las escuelas del mercado, hemos decidido mantener una oferta asequible y lo conseguimos con una estructura liviana y cuidando los costes internos.

Las competencias del coach
son las mismas que necesita un líder o un maestro